Search
  • Evolucion Caribe

El sueño de un excombatiente que quiere emprender

Updated: Jul 23

Integrantes de las cooperativas Coomaser y Coagrosercol, se capacitaron en técnica en Biofloc.

El Universal habló con Argemiro, uno de los 253 excombatientes de las Farc-EP que están en Bolívar y cuyo emprendimiento piscícola se ha convertido en esperanza.

En medio del acuerdo para terminar el conflicto con las Farc y construir una paz duradera, que adelantó el gobierno de Juan Manuel Santos, Argemiro Solana decidió entregar las armas. Buscaba una mejor vida, como quienes se acogieron a esta iniciativa cuyo objetivo fue cambiar al país.

Es uno de los 253 excombatientes de las Farc-Ep que están en Bolívar. 104 adelantan su proceso de reincorporación en la subregión de los Montes de María, asentados en El Carmen de Bolívar, San Jacinto, Zambrano y San Juan Nepomuceno.

Junto a 23 excompañeros, Argemiro empezó la Cooperativa Multiactiva Agroservicios – Coomaser, cuyo objetivo eran cuatro líneas productivas con finalidad hacia el campo. Ocho millones recibió cada uno, que para un emprendimiento individual se traducía en muy poco para un proyecto a largo plazo, que de verdad les ofreciera calidad de vida. Él es el representante legal de Coomaser.

“La gente dice que a nosotros nos dan y que diez millones de pesos al mes, nada más alejado de la realidad. Recibimos 800 mil pesos y con eso sostenemos a nuestra familia, pagando servicios, arriendo y comida”, empieza a contarme Argemiro, de 59 años, quien ingresó a las filas en sus veintes siguiendo ideales de igualdad para los colombianos, cansado, afirma, de la injusticia y el hambre que veía a diario. Provenía de una familia de clase media, y como él dice “no era que tenía necesidad de entrar a ese grupo por otra razón”.

Argemiro tiene la voz ronca por momentos, a veces tose y sigue contándome sobre este emprendimiento, en el que la palabra “fe” inevitablemente sale a flote.

“Somos 24 socios fundadores: 19 hombres y 5 mujeres. Estamos en Malagana, en Mahates (Bolívar). Cuando Coomaser nació, iniciamos con 5 líneas productivas pero incumplieron al no darnos la tierra que nos prometieron y entonces nos dispusimos a arrendar una hectárea de tierra entre todos nosotros, por 10 años. Y nos olvidamos de otras líneas productivas que queríamos implementar (ganadería, porcicultura y avicultura), nos quedamos con la piscicultura porque no nos alcanzaba para lo demás”, me cuenta.

Pese a que casi no pudieron siquiera abrir una cuenta en un banco del país, debido a su pasado, al fin lograron que un banco les diera el soporte para empezar a realizar transacciones y comenzaron su proyecto, con una inversión de los $192 millones que les dio el Gobierno Nacional y actualmente están en etapa de desarrollo.

“Hasta el momento, estamos en un 70% de desarrollo del proyecto, hacen falta unos trabajos de montar tanques y organizar. Como lo único que teníamos cada uno eran esos ocho millones de pesos, hemos hecho maravillas. Por eso queremos involucrar a entidades como la Gobernación o la Alcaldía, para que nos ayuden a seguir financiando el proyecto. Ellos no nos han colaborado”, aclara Argemiro. Él pide y confía en que el Gobierno les permita acceder a una ruta en la que puedan tener estudio (primaria, secundaria y acceso al Servicio Nacional de Aprendizaje – Sena) y agradece que desde el lado de salud, “ya nos solucionaron”.

“Necesitamos más apoyo. En este caso, incluso con el proyecto, está en riesgo lo que construimos y es algo que lo vamos a perder en diez años, que quizás vamos a tener que dejar, cuando se acabe el arriendo. Y, bueno, hay ciertas cosas, por el TLC los productos de nosotros tienen arancelas. Pero confiamos”.

Me cuenta que en ese y otros proyectos apoyados por el Gobierno, han llegado a trabajar las víctimas junto a los excombatientes, en un ambiente impensable muchos años atrás. Hay que decir que el Gobierno nacional ha aprobado cinco proyectos colectivos en Bolívar, de los cuales tres están en los Montes de María. Estos benefician a 48 personas en reincorporación. Guardan relación con la línea de ganadería y vinculan a 25 excombatientes en El Carmen de Bolívar; 15 en Zambrano y finalmente, tras reciente aprobación en el CNR, a 8 personas en San Jacinto. Los tres proyectos suman una inversión de $384 millones.

“La región Caribe se convierte en una muestra de cómo va el proceso de paz, 253 excombatientes avanzan en Bolívar. Más del 70% tiene acceso a un proceso productivo”, dice por su parte el director de la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN), Andrés Stapper Segrera.Para su proyecto de piscicultura

Los excombatientes están siendo capacitados para el fomento de una producción acuícola sostenible y amigable con el medioambiente, con el apoyo de Evolución Caribe y Cooperación Alemana. Tanto los miembros de los emprendimientos Coomaser, como Cooagrosercol de Cartagena, asistieron al curso de “Piscicultura súper intensiva en tecnología Biofloc”, en Yopal, Casanare.

Esta tecnología biofloc busca que no haya recambio de agua, lo que quiere decir que se reduce considerablemente el consumo de este recurso y a su vez el vertido de agua contaminada al ambiente.

“En nuestro proyecto también queremos sacar adelante una idea que tenemos de negocio, a partir de las vísceras y escamas de los peces para la fabricación de alimento para animales. Nuestra visión es trabajar local, nacional e internacionalmente”.

Argemiro dice que con estos proyectos se ayuda no solo a 24 familias, sino al entorno “y todo lo que se pueda hacer para mejorar la calidad de vida de las personas es válido y necesario”, finaliza.

Periódico El Universal

Link de la nota periodística: El sueño de un excombatiente que quiere emprender | EL UNIVERSAL – Cartagena

8 views0 comments